Seleccionar página

El clítoris ha estado ahí desde siempre, aún hoy sigue siendo un gran desconocido. Para muchas solo  “está ahí”, inexplorado, como el fondo de los abismos oceánicos o el espacio exterior. Y no hablemos de los chicos. Para algunos, encontrar dónde está esta parte de nuestra anatomía sería algo así como la búsqueda de El Dorado.

No en vano, no se publicó una anatomía detallada de este órgano hasta 1998, que en términos médicos es anteayer. En esta se detallaba cómo tiene una estructura externa, que es básicamente lo que se creía hasta entonces, y otra estructura interna, con un tamaño estructural similar al de un pene. En 2005, Helen O’Connell, la uróloga que publicó esa primera anatomía, nos revelaba cómo bajo las paredes de la vagina se encuentran bulbos y terminaciones nerviosas del clítoris.

Cómo es el clítoris:

Como te decíamos, tiene una parte visible, que está formada por el prepucio o capuchón y el glande. Entre ambos no llegan a alcanzar el 10 % del total de volumen de este órgano. El capuchón se forma en la unión superior de loslabios menores y es anatómicamente análogo al prepucio. El glande es extremadamente sensible a la estimulación y puede incluso llegar a ser doloroso estimularlo directamente.

Su tamaño total, incluyendo capuchón y glande, oscila, normalmente, entre 1 y 1,3 cm. El glande, por sí solo, mide menos de 0,5 cm. de longitud por 0,3 o 0,4 cm de anchura cuando está en reposo, pero en erección puede alcanzar 1,5 cm. Internamente tiene dos raíces que se extienden unos 10 cm. en cada lado de la vagina.

clitoris2

Fuente: Fisiología de la respuesta sexual femenina: actualización. 
Sexual response in the human female. A physiological update
Manuel Mas Rev Int Androl 2007;5:11-21



anaotimia obste clitoris
Fuente: Obstetrics and Gynecology Clinics, 2016-03-01, 
Volumen 43, Número 1, Páginas 27-44, Copyright © 2016 Elsevier Inc.

Qué nos dice la sexologia:

Debido a que el placer femenino, durante la mayor parte de la historia, ha sido, cuanto menos, minusvalorado, todos los avances en este campo son relativamente recientes.
Hasta hace poco, estaba de moda pensar que el orgasmo femenino era vaginal y cualquier tipo de placer fuera de ese tipo de orgasmo era síntoma de que algo no iba bien con nuestra sexualidad.
Con un estudio real del alcance de este órgano y los nuevos descubrimientos, se aproximan  resultados  que muestren que sean sus raíces profundas las que permitan los orgasmos vaginales.
Aunque es un órgano eréctil -hay quien lo compara con un pequeño pene-, tiene la posibilidad, por cómo se distribuye y circula la sangre por él, de ser capaz como generador de estímulos de proporcionar múltiples orgasmos ( el orgasmo es un proceso cerebral – descarga nuestra guía sobre el orgasmo ). Además, es la zona del cuerpo humano que tiene más terminaciones nerviosas sensitivas.

Qué podemos hacer las mujeres para conocerlo mejor:

En primer lugar, es importante que trates de conocer esta parte de tu anatomía, precisamente, porque es una parte de tu cuerpo. Te permite explorar aspectos importantes de tu sexualidad, que es, valga la redundancia, una parte fundamental de tu vida.
También porque está considerado el único órgano cuya única finalidad es dar placer y es una vía casi segura para alcanzar el orgasmo. ¡O los orgasmos!

Una forma de descubrirlo es mirándolo directamente con un espejo aunque, en realidad, la mejor manera de empezar a conocerlo es mediante su estimulación. Ya sea con caricias o con otros estímulos, poniendo consciencia en cada una de las sensaciones que te transmite esa estimulación.

Cada vez somos más las mujeres que tratamos de conocer mejor nuestro cuerpo y nuestra sexualidad, y a medida que la sociedad avanza, vamos en esa dirección. Pero aún queda mucho camino por andar: aún hoy el clitoris sigue siendo un gran desconocido y muchas mujeres aún no se permiten conocer parte de sus propios cuerpos.

Pin It on Pinterest