Cuántas veces hemos oído a alguien:  “no puedo tener sexo si no conozco a esa persona”  “NO creo en el sexo sin amor” o lo contrario: “Puedo salir a ligar esta noche para una noche de sexo salvaje y luego seguir mi vida sin más ” Cuál es la diferencia entre estos individuos. Es necesario hablar de lo que nuestra sociedad conoce como ‘ sociosexualidad’, su significado y sus características.

¿Eres sociosexual? ¿Sabes lo que es la sociosexualidad?

Sin tener en cuenta la orientación sexual de una persona, es sabido que hay gente que disfruta más que otra de mantener relaciones sexuales con individuos que no conoce o que conoce desde hace poco y con los que, por los motivos que sean, no mantiene ningún tipo de vínculo.
No hace mucho se descubrió y aceptó un término que es necesario conocer ahora, en pleno siglo XXI: la sociosexualidad. Que explica y concentra algunas habilidades adquiridas o innatas ( estará por verse en las futuras investigaciones) que permiten a los individuos, aparentemente a los hombres con mayor facilidad, lo que no excluye a mujeres, de adentrarse en relaciones sexuales sin establecer vínculos sentimentales con la pareja escogida. Es necesario incluir la responsabilidad dentro de estas relaciones sexuales ocasionales de protección contra infecciones de transmisión sexual así como la responsabilidad de saberse capaz de no tener resaca mental, por sentimientos de culpa. No tiene que ver con la monogamia ni el poliamor. Se trata de la capacidad de los individuos de mantenerse sanos en todos su aspectos físico, emocional y mental involucrandose en relaciones sexuales sin vínculos sentimentales.

Entonces, este concepto hace referencia a la práctica de sexo sin compromiso, sin ‘día después’, sin llamadas, sin vínculo y, sobre todo, sin sentimientos ( aparte de la atracción química-física) Por muy divertido que pueda sonar, no todos las personas estan hechas para este tipo de ‘actividades’. Sobre todo en las mujeres, se ha demostrado en varios estudios que hay personas que no pueden separar la relación sexual de la relación sentimental que, sin quererlo, esperan conseguir. Así, más frecuentemente en el sexo femenino, la mayor parte de encuentros amparados, normalmente, por una buena cantidad de alcohol y, por qué no decirlo,  el de no sentirse solas, tratar de buscar pareja sentimental o, simplemente, sacar otro clavo. Son estos motivos los cuales hacen pensar que quizá para una gran cantidad de individuos, el sexo sin sentimientos no existe, que siempre hay algo más y que si son lo suficientemente perspicaces conseguirán que la otra persona se dé cuenta de que ha aceptado compartir lecho  porque en realidad él o ella también buscan lo mismo. El sexo sin sentimientos existe, pero no todos tienen las habilidades sociales para incorporarlo a su vida. La inmediatez con la que se vive en la actualidad, las aplicaciones para citas son un caldo de cultivo de frustraciones, la expresión de la sexualidad en estos tiempos pareciera tener que ver mucho con lo superficial ( más sobre esto aquí) si no se toman en cuenta cuestiones básicas que todos deben preguntar antes de adentrarse en ellas: ¿Qué busco? ¿Diversión, pasarla bien? si es así  recomendamos retomar la introspección y preguntar : ¿estoy preparad@ para desvincularme? ¿es lo que quiero? Si hay dudas siempre se puede probar o no. Aquí la dicotomía en las decisiones es válida, aceptar o no, no es correcto ni incorrecto, debe haber coherencia entre lo que quieres, sientes y piensas y así no habrá resaca mental que lamentar.

Así que antes de que se aventuren a probar el sexo por diversión, hagan un poco de trabajo emocional e introspección y valoren por sí mismos si cumplen el perfil de sociosexual , puesto que, como ya hemos mencionado antes, la frustración, la decepción y la autocastigo son efectos secundarios que van muy de la mano con esta práctica si la personalidad no es compatible con el hecho de saber que no vas a volver a ver a un individuo al que has permitido la entrada a tu intimidad y mucho menos habrán demandas sentimentales. Si no se va con cuidado es posible que, sin querer, aparte de desnudar tu cuerpo, dejes ver los miedos e inseguridades que te han llevado hasta allí y que al día siguiente, cuando veas que no hay nadie a tu lado, sientas un vacío mayor. A quienes lo disfrutan y tienen estas habilidades sociales, recomendamos no olvidar la protección ( preservativo) y no dejarse llevar solo por el subidón y la emoción.

Pin It on Pinterest